Rusia planea producir la Sputnik V "light", una vacuna de menor efectividad para vender al mundo

Ahora Mburucuyá - La vacuna rusa, desarrollada por el Centro Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés), consta de dos componentes: el primero se basa en el adenovirus humano tipo 26, y el segundo, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5. El medicamento se administra dos veces, con un intervalo de 21 días. La versión "light" solo se aplicaría una vez.

Luego de la conferencia anual en la que mencionó que no se aplicó la vacuna Sputnik V contra el coronavirus porque aún no es recomendada para mayores de 60 años -y generó un fuerte desconcierto en el país, que traerá miles de dosis la semana próxima-, el presidente ruso, Vladimir Putin, anticipó que Rusia desarrollará una versión "light" del fármaco, de menor efectividad pero con una mayor producción, que apuntará a los mercados extranjeros.

"Tenemos la opción de crear una vacuna 'light' del Instituto Gamaleya. Es decir, se administrará solo una inyección que funcione durante un plazo más corto y que tenga un nivel reducido de protección, pero que igual alcance el 85% de eficacia", dijo Putin ayer tras su conferencia de prensa anual. "Sin embargo, será posible inocular a decenas de millones de personas de una sola vez. Esta también es una opción", agregó en declaraciones reproducidas por la agencia rusa estatal Tass.

La vacuna rusa, desarrollada por el Centro Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés), consta de dos componentes: el primero se basa en el adenovirus humano tipo 26, y el segundo, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5. El medicamento se administra dos veces, con un intervalo de 21 días. La versión "light" solo se aplicaría una vez.

Putin agregó que esta nueva versión podría ser desarrollada en cooperación con laboratorios de otros países.

Por su parte, el director general del RDIF, Kiril Dmítriev, expresó que ese organismo asumirá los gastos para el desarrollo de esta vacuna, que está elaborando el Centro Gamaleya y que "se llamará Sputnik V-light", según el sitio Sputnik News.

Dmítriev agregó que esta vacuna "puede dirigirse principalmente a los mercados externos donde se registran fuertes focos epidemiológicos". "Vemos una demanda significativa de esta vacuna y de este enfoque por varios países extranjeros", dijo, y precisó que Rusia continuará usando la vacuna primaria Sputnik V.

Por su parte, Alexánder Guíntsburg, director del Centro Gamaleya, manifestó que el objetivo de una vacuna "light" es alcanzar a una mayor cantidad de personas y que, aunque la duración de su efectividad sería menor, permitiría prevenir casos fatales graves de la enfermedad.

Guíntsburg explicó que este tipo de fármaco ofrecería "un compromiso entre la duración de la preparación de la vacuna y la necesidad de bajar rápidamente el pico de incidencia, y sobre todo la tasa de mortalidad por esta enfermedad, con el uso de solo un componente de la vacuna", según Russia Today.

Confusión en el país

Putin dijo ayer que no ha sido inoculado aún con la vacuna producida por su país contra el Covid-19, pero que lo hará cuando se apruebe su uso para mayores de 60 años, algo que todavía está en fase de prueba.

"Soy una persona que se ajusta bastante a la ley", contestó ante una pregunta. "Escucho las recomendaciones de nuestros especialistas. Así que no he recibido la inyección aún, pero la recibiré, por supuesto, en cuanto sea posible", dijo Putin, de 68 años. "Nuestra vacuna es eficaz y segura, por lo que no veo ninguna razón para no vacunarme", añadió.

Las declaraciones de Putin despertaron sorpresa y confusión en la Argentina, en momentos en que una comitiva encabezada por la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y un grupo de especialistas de la Anmat se encuentra en Moscú para acelerar los procesos de "autorización de uso por emergencia" de la Sputnik V, el trámite para habilitarla en el país.

Finalmente, el Gobierno confirmó que 300.000 dosis dobles de la vacuna rusa llegarán la semana que viene a la Argentina y que se comenzará a vacunar al personal médico. Y una vez que la vacuna se apruebe para mayores de 60, se inoculará ese grupo etario.

Rusia inició este mes las inoculaciones con Sputnik V a los médicos y otros trabajadores de primera línea en Moscú, y ya se han vacunado más de 200.000 personas en todo el país.

Datos publicados esta semana hallaron que la vacuna Sputnik V -que fue aprobada por los reguladores rusos en agosto, después de menos de dos meses de pruebas en humanos- tiene una efectividad del 91,4%.



Fuente: La Nación

ÚLTIMAS NOTICIAS

Tassano: “Es un momento histórico para la cultura correntina”

MÁS LEÍDAS

Tassano: “Es un momento histórico para la cultura correntina”

Vale el Gol con la mano: Queda suspendido el contagio por 72 horas

MÁS NOTICIAS